<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d37790468\x26blogName\x3dEscuadr%C3%B3n+de+Zapadores+Paracaidistas\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ezapac.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ezapac.blogspot.com/\x26vt\x3d-5376816297768717036', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Un zapador en Afganistán

Por CB1º D. F. G. M.

La mayoría de los soldados que se alistan a Zapadores, no tienen ni idea de donde se meten. Unas veces este desconocimiento es por la información que se les da en los centros de reclutamiento que les lleva a pensar que es una vida fácil; otras, es por la ilusión que algún antiguo zapador les inculcó, ya sea familiar o amigo; y otras muchas, por el arrojo que algunas personas tienen para querer vivir una vida diferente.

Equipo MEDEVAC español en ISAF - Publicada en www.ezapac.comTodo comienza cuando llegan al Escuadrón de Zapadores Paracaidistas. Se les da la bienvenida contándoles quienes somos y qué se espera de ellos si consiguen pasar los planes de instrucción. En este momento, ya hay quien se percata de que no dará la talla, y que posiblemente esté mejor en otro tipo de trabajo.

“El gorrilla”, que es como llámanos al soldado del Plan de Instrucción número uno (PI-1), recoge su material y durante los próximos seis meses acostumbrará su cuerpo y mente al equipo personal que siempre llevará encima: casco, mochila, correaje y, por supuesto, el fusil. En este duro periodo aprenderá: topografía, instrucción de combate, transmisiones, movimiento de patrulla, tiro con armamento variado, nociones de escalada y realizará el curso básico de paracaidismo, con el que obtendrá la boina negra de paracaidista. Los boinas negras que terminen el PI-1 dejarán de correr por la “calle de Zapadores”, porque por fin tienen derecho a algo. Los boinas negras que comienzan el Plan de Instrucción número dos (PI-2) ya saben que sus límites son más altos de lo que pensaban

y muchos de sus miedos han desaparecido. Este periodo es más técnico y menos físico, pero su equipo es ya parte de ellos y los duros ratos hacen que el compañerismo se convierta en una norma de vida, quedándose a un lado aquel que no aprende a ver a su binomio como parte de sí mismo. Este periodo llega a su fin cuando se realiza la fase final de supervivencia, una prueba que no caerá en el olvido para nadie. Pasaran más frío, hambre y sueño que en toda su vida. Cualquier sentimiento se hace más grande y la patrulla de supervivencia no se olvidará jamás, recordándose anécdotas tanto buenas como malas para siempre. Un compañero de supervivencia es un amigo para toda la vida.

Médico y Zapador en ISAF Afganistán - Publicada en www.ezapac.comCuando regresan de la supervivencia, ya son zapadores paracaidistas, tienen derecho a la boina verde que se han ganado. Todo el Escuadrón les felicita y saben que donde haya un zapador tienen un compañero. En ese momento te crees que has terminado el camino, pero en realidad todo acaba de empezar. Te has preparado para casi cualquier cosa y eso significa que te pueden mandar a cualquier sitio para hacer cualquier misión.

Hay bastantes destinos en el EZAPAC pero nadie se libra de nada. Lo bueno para todos y lo malo también para todos. Tanto si acabas en una oficina, automóviles, almacén, plegados, instrucción o equipos, tú eres zapador paracaidista y puedes ir a cualquier misión, no lo dudes.

Actualmente, el compromiso más importante en el que participa la unidad es la misión ISAF de Afganistán que implica a personal tanto en los Equipos de Control Aero Táctico (TACP), como PJ (Pararescue Jumper) en los helicópteros de la unidad HELISAF destacada en zona.

La misión ISAF en Afganistán

Los que van al TACP, ¨viajan¨ por Afganistán en un BMR, ven la situación cara a cara, dan protección aérea al convoy del que forman parte; y por supuesto, saborean íntimamente el desierto, las montañas y los estrechos valles de este estremecedor y fascinante Afganistán, viviendo todo con mucha intensidad: sudor, sueño, frió o calor, todo extremo dependiendo de la estación del año.

Los PJs, tienen una suerte parecida, aunque la película pasa ahora más rápido, mucho más rápido y desde una perspectiva más elevada, aunque no mucho debido al vuelo rasante a 200 pies como máximo para evitar la amenaza. La misión de los PJ está dentro del cometido que tiene asignado la unidad HELISAF: la aeroevacuación médica en esta tierra tan hostil. Van sentados en el patín de “la máquina”, un helicóptero Súper Puma del Ala 48, en el que pasan tanto frío como calor, eso no cambia de los TACP. Tienen la responsabilidad de dar protección y vigilancia a la máquina en vuelo y en el suelo; una vez en la zona son responsables de la seguridad del equipo médico y son los ojos del comandante de la aeronave en el exterior.

Por las situaciones de riesgo y tensión en vuelo se crea una especial relación en la tripulación de la aeronave (pilotos, tirador, equipo médico, mecánico y los PJ), que es siempre fija desde que se llega a zona, creándose una sana competencia entre los dos equipos de HELISAF.

Equipo de designación láser TACP en ISAF Afganistán - Fuente www.ea.mde.es (c) Ejército del AireSi eres un boina verde y te mandan a Afganistán, que es lo más probable, tendrás que hacer un periodo de instrucción para el cometido que vas a realizar. Esto suele durar entre dos y cuatro meses.

Formas aparte por las mañanas en frente de la unidad, en la Base Aérea de Alcantarilla, y tu trabajo es prepararte para la misión específica que vas a desarrollar en teatro de operaciones. Si en algo se hace especial énfasis es en el tiro, que tiene una gran importancia para esta misión: de día, de noche, lloviendo, a precisión, a combate, con arma corta, con arma larga, en movimiento, en estático y desde vehículo o aeronave; todo eso sin olvidar lanzamiento de granadas, C-90, mortero o cualquier armamento que caiga en nuestras manos.

Durante este periodo de instrucción tienes también que preparar a tu familia para tu ausencia. Convencerles de que el tiempo pasará rápido, algo de lo que no estarás muy seguro ni siquiera tú. Tampoco es fácil decirle a una hija que vas a estar dos o cuatro meses sin verla, rompiendo así su rutina de niña: llevarla al parque, recogerla de sus actividades, leerle un cuento por las noches o simplemente estar con ella todos los días. Creedme, no es fácil. Hay zapadores que en situaciones familiares difíciles han optado por no contar nada ni a madres ni abuelas, que son las más asustadizas.

Por otra parte hay situaciones que tienes que prever e intentar solucionar antes de tu partida, aunque no son tan importantes como las familiares, pero pueden complicarse mucho a tu regreso, como la declaración de la renta, un seguro impagado, una multa de tráfico o cualquier problema con el banco, que son fáciles de solucionar en España y tan difíciles desde Afganistán. Aunque siempre hay un zapador que te cambiará el relevo si tienes algún pequeño “asuntillo” como tu propia boda, el nacimiento de un hijo o la enfermedad grave de algún familiar.

Cuando llegas a Afganistán por primera vez, estás deseando conocer la situación y el terreno en el que vas a realizar tu misión. El compañero al que le haces el relevo, te intentará poner al día de estas, pero cada uno descubre su propio Afganistán, tanto en situaciones de riesgo como en la rutina del día a día.

Durante el tiempo que pasas en este país ves la suerte que tenemos los que vivimos en países desarrollados, donde tenemos hospitales, casas confortables, información del mundo y comida. No se nos pasa por la mente que nuestros hijos puedan morir de frío si el invierno es duro, o de cualquier enfermedad por falta de medicamentos y profesionales de la sanidad. No entendemos que alguien no pueda ser libre para pensar, leer o estudiar, algo bastante normal en Afganistán.

Hay a quien no le importaría quedarse más tiempo en Afganistán y otros a los que no les importaría cambiar de destino e incluso de especialidad para no regresar. Pero todos sabemos que nuestra obligación es venir a estas tierras para hacer bien nuestra misión y cuidar de nuestros compañeros. En estos momentos es cuando recuerdas nuestro lema: SOLO MERECE VIVIR QUIEN POR UN NOBLE IDEAL ESTA DISPUESTO A MORIR.

“Un zapador en Afganistán”

  1. Blogger a view from spain Says:

    Simplemente fantástico ! me ha encantado... me han entrado ganas de ser un zapador más... si no fuera por lo duro que es. jaja

    felicidades por el blog, me encanta... lo tengo a favoritos de mi blog.

    suerte !

  2. Blogger Vicente Says:

    Creo que conozoco bien al autor del artículo y la verdad, me ha encantado. Muy bien escrito. Tras mi largo paso por la unidad comparto lo que él cuenta aquí, aunque por desgracia él sabe tan bien como yo, porque lo hemos sufrido juntos codo con codo, que hoy en día prevalece la cantidad sobre la calidad, algo que los mandos intermedios siempre hemos criticado. Un abrazo Paco.

  3. Blogger C Says:

    si, ha sisdo un honor que lo escribiera y lo remitiese para su publicación en abierto al Ministerio.

    Pero no se yo si hoy en día prevalece la cantidad sobre la calidad. Al menos no en los mecanismos de selección de Oficiales, Suboficiales y Tropa. Como algunos que leeis estas líneas sabeis, se han renovado muchas cosas en el Escuadrón. Se ha cambiado la forma de seleccionar al personal. El PI1 ha cambiado su estructura de forma radical, ha pasado a ser una máquina de extenuar aspirantes, increíblemente duro y exigente, y el haber tenido una boina verde no garantiza que lo superes si pretendes volver a la unidad tras tu paso por una Academia, como algunos han podido experimentar...

    De todos modos los veteranos tendemos a decir eso de "en mi época las cosas eran mas duras", "ahora todo es una pistolada", etc. Pero no se, eh. Muchos que ya están quizá no superasen el nuevo PI...

  4. Blogger Jesús M. Says:

    Hola, después de leer el articulo siento mas ganas que nunca de formar parte de esta "familia", tengo ganas, ilusión y creo que también la fuerza de voluntad para conseguirlo, pero también tengo miedo de no dar la talla. No formo parte todavía del ejercito, y mi entrenamiento habitual se basa en correr 9 Km. diarios descansando 2 días a la semana y un día flexiones y otro abdominales, supongo que no será suficiente para poder pasar esta dura instrucción, si alguien se pudiera poner en contacto conmigo en la dirección aule_enm@hotm... y aconsejarme como prepararme, seguro que se lo estaré agradecido de por vida. Muchísimas gracias de antemano y saludos.

  5. Blogger Fran Says:

    Hola, gracias por el artículo.
    Entiendo que durante una misión se echa mucho en falta a los seres queridos, pero, ¿esto es así en el día a día de la unidad?
    Quiero decir: ¿Como se lleva la vida familiar, con esposa e hijos, cuando no se está de misión?
    Este tema me interesa de forma personal.
    Un saludo.

  6. Blogger Marcos P.R. Says:

    Felicidades por el articulo, como antiguo integrante de la Escuadrilla de Instructores (590 C.B.) pude ver como evoluciono la antigua Eslla. a Escuadron y es un orgullo tener hoy dia antiguos compañeros aun vinculados a la EZAPAC, siempre he mostrado mi respeto y admiracion por todos vosotros. Ahora desde I.M. que hemos reformado la UOE a FGNE, creo que estamos en la senda del reconocimiento de SOF unificado igual que EZAPAC.
    Suerte y a continuar haciendolo bien en la ISAF. Nosotros nos contentamos por el momento con la mision en Bosnia hasta su definitiva extincion, o hasta que surja un nuevo Libano donde se nos precise.

  7. Blogger victor Says:

    pues para contestar a fran, teniendo en cuenta que aparte de las misiones aqui el dia a dia se sigue desarrollando el trabajo diario del escuadron, que te puedo asegurar que es mucho,la cuestion familiar es algo dura en ocasiones, pero si no te gusta nadie te obliga a quedarte.

  8. Blogger Fran Says:

    Gracias Victor por contestar mi pregunta.
    Quizá pueda darle las gracias personalmente.

  9. Blogger zapa Says:

    bonito blog paco, aunque un poco publicitario, lo que podria inducir a engaño de alguno. Podias mascarte un blog añadiendo tambien asuntos diarios, de envidias y puñaladas entre compañeros, de gente abandonada fisicamente que no superaría ni un dia de instrucción, de borrachos que luego se lo hacen encima en la cama del colimex, de los que no asumen sus responsabilidades cuando se equivocan, de los esquizofrenicos de baja psicologica cuatro o cinco meses al año, de los que no saltan hasta que los amenazan con no cobrar el cde. En fin un poquito de vida, y menos película, porque la unidad es la caña, pero tambien maneja miserias. un abrazo.